Crizia

Hace mucho que no visitaba Crizia, el restaurante de Gabriel Oggero y Geraldine, su mujer. Sigue siendo uno de los espacios mejor ambientados de Buenos Aires: gran nave, con rincones, barra larga y cocina a la vista, y algunos cuadros que aportan color. El resto se vive en las mesas: cada vez se come mejor.

criz2Las ostras siguen siendo estrellas: enormes, para probar solas, con un toque de limón y/o tabasco o salsa de echalotes. Pescados y frutos de mar fresquísimos son casi una obsesión del dueño de casa, que se los hace traer casi coleando.

DSC_0637La cocina tiene un fuerte acento mediterráneo, aunque en algunos platos se perciben sabrosas pinceladas asiáticas, aportadas por los viajes que los Oggero vienen realizando. Rico tartare de lenguado, burrata con puré de berenjena con pistachos (con mezcla de especias secreta) y pulpo del grill a leña, son algunas de las opciones de entradas.

DSC_0654Después, atún rojo traído de Ecuador, en su punto exacto, con papines y vegetales o cordero en dos cocciones con couscous. Hay otras opciones, conviene consultar los platos del día. Los postres no defraudan, son muy ricos. La cava de vinos a la vista es otro de los chiches que enorgullecen a Gabriel, que continúa saliendo al salón a saludar, porque muchos lo conocen y siguen desde que comenzó en El Ciervo de Oro, la empresa familiar. Un lugar de esos que se agendan porque es un placer volver.

criz1

GPS: Gorriti 5143. Tel: 4831-4979